sábado, 14 de mayo de 2016

Tutor INTEF

En mi entrada del pasado lunes señalaba que había finalizado el curso Mobile Learning y Realidad Aumentada del INTEF. De esa forma completaba mi quinta edición consecutiva como alumno de estos cursos.
Pero la edición Marzo 2016 de los cursos INTEF ha supuesto, además, mi primera participación como Tutor online, a través del curso Proyecta eTwinning en el que he colaborado junto con otros 12 tutores, todos coordinados por Benito Moreno Peña.


Hace tiempo que me interesa la posibilidad de impartir formación online y, de hecho, trabajo habitualmente con mi alumnado en los cursos Moodle que tengo activos en el Campus del IES. Tras la formación específica realizada, tanto en INTEF (Tutores para la formación en Red, Octubre 2014), como en eTwinning (eTwinning Online Moderators Course, Diciembre 2014) llegaba el momento de poner en práctica todo lo aprendido y por eso, tras recibir la invitación, tanto de María Jesús García San Martín (Jefa del Área de Formación en Red y Redes Sociales del INTEF), como de Diego Rojas (Asesor Técnico Docente del Servicio Nacional eTwinning) para participar como tutor en la edición Marzo 2016 de los cursos INTEF, mi respuesta fue positiva.

Tras dos meses intensos de trabajo hoy -último día para enviar la memoria final de tutoría- toca hacer balance y dar por terminada esta experiencia tan agotadora y, al mismo tiempo, enriquecedora.
Han sido más de dos meses intensos en los que he tratado de ayudar, motivar, acompañar, dinamizar, proponer ... a un grupo de 35 docentes de distintos perfiles (Infantil, Primaria, Secundaria, Formación Profesional -Media y Superior- y Escuelas de Idiomas; curiosamente, nadie en mi grupo de conservatorios) y de distintos puntos de la geografía española.

eTwinning y las propuestas formativas del INTEF tienen mucho en común ya que, en ambos casos, se promueve el aprendizaje horizontal, la colaboración (si bien es cierto que puedes acceder a los cursos INTEF en su plataforma en abierto, no cabe duda de que gran parte de lo que puedes aprender en esos cursos viene dado del intercambio, la colaboración, tanto con el tutor como con el resto de los participantes). De ahí que, como tutor, haya tratado de fomentar y promover la interacción entre los participantes. El objetivo era hacer que los miembros del Grupo I se sintieran, en cierto modo, parte de una comunidad de aprendizaje y, para lograrlo, era fundamental dinamizar los foros y animar a los participantes a compartir en Twitter a través del hashtag del curso #Twin_INTEF (cosa difícil ya que pocos eran los que tenían cuenta en esa red social)


El curso está bien planteado en ese sentido ya que muchas de las actividades propuestas implican la participación en los foros creados al efecto y, en muchos casos, la necesidad de comentar las aportaciones de los compañeros. Por otro lado, y tras las reticencias iniciales, fueron muchos los que se atrevieron con el desafío de compartir en Twitter (la lista final del grupo I tiene 22 integrantes)

Los cursos INTEF suponen, además, el desafío de la mejora de la competencia digital de los docentes participantes y quizás fue aquí donde el reto como tutor fue mayor, ya que muchos de los participantes se habían acercado al curso atraídos por eTwinning, y sus posibilidades de trabajo colaborativo entre centros educativos de distintos países, pero no esperaban tener que trabajar con tantas aplicaciones e, incluso, dejar constancia del proceso a través de un blog. 

Fue difícil, sí, pero lo hicimos. Muchos no habían creado nunca un blog y, evidentemente, no sabían lo que era insertar una presentación o trabajar con aplicaciones como Genial.ly, Powtoon, Mindmaps, Symbaloo... Y el caso es que, con tenacidad, y un poco de ayuda por mi parte, fueron 28 los que finalizaron el curso y muchos de ellos señalan, en la evaluación final, estar encantados de haber conocido este mundillo tecnológico, sorprendidos por su propio avance e ilusionados por la respuesta del alumnado ante estas nuevas propuestas en el aula. Y es que supongo que, una vez que conoces las posibilidades de las tecnologías y del aprendizaje basado en proyectos, ya no hay vuelta atrás.

Han sido muchas horas de trabajo pero el feedback de mis compañeros/tutorados no podía ser más positivo. Sus reacciones -siempre positivas- ante mis comentarios, los vídeo tutoriales, las propuestas de mejora en las actividades, eran un estímulo para mí y los resultados finales son, francamente, impresionantes. He visto nacer y crecer proyectos de colaboración para niños de 3 años, para adultos de escuelas de idiomas, para alumnos de un Ciclo Formativo de Jardinería, etc. y es que, tal vez, es en la variedad donde está la clave de estos cursos.

No quiero finalizar esta entrada sin agradecer al INTEF y al Servicio Nacional eTwinning la confianza puesta en mí; al coordinador del curso, Benito Moreno, y a todo el equipo de tutores -todos con amplia experiencia en eTwinning y muchos de ellos ya experimentados tutores INTEF- por el apoyo y sus prontas respuestas a las consultas planteadas; y, muy especialmente, a los compañeros/alumnos que, con su trabajo y dedicación, me han ayudado a crecer un poco más, como profesional y como persona.

Para terminar, dejo las gráficas de las respuestas a la evaluación final del curso de los participantes del Grupo I en lo que a la labor de tutoría se refiere. Parece evidente que, por mucho que lo intente, no puedo gustar a todo el mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario