lunes, 21 de agosto de 2017

viernes, 18 de agosto de 2017

Proyecto PLEI, callejero de Gijón

Durante el pasado curso (2016-2017) un nutrido grupo de docentes del IES Emilio Alarcos participamos en un Grupo de Formación, vinculado al CPR Gijón-Oriente, en el que, entre otras cosas, tratamos de elaborar unas lecturas propios para ser trabajadas en el aula dentro del Plan de Lectura, Escritura e Investigación (PLEI) que es prescriptivo para 1º y 2º ESO.

El Proyecto pretende contextualizar las lecturas a realizar en 1º ESO al callejero más próximo del alumnado del Centro. Se trata, pues, de que los alumnos y alumnas del Centro conozcan el origen del nombre de muchas de las calles en las que viven o transiten cada día desarrollando, al mismo tiempo, competencias lingüísticas básicas.

Mi función, en todo el proceso, es dar un formato tecnológico, visualmente atractivo, al resultado final. He utilizado Genial.ly para elaborar este callejero en el que se resumen las 32 lecturas elaboradas. Cada número incluye el nombre de la calle, un enlace a Google Maps / Street View de la misma y un enlace a la lectura correspondiente (en formato pdf)

Selecciona la opción de ver en pantalla completa para poder visualizar adecuadamente las etiquetas que se despliegan al pasar sobre cada número:



miércoles, 16 de agosto de 2017

Exposición permanente: 4ª movilidad de IT@school

Recientemente, y gracias a una propuesta de Fran Balsera para La casa de los embajadores (Grupo de embajadores españoles en eTwinning) conocía la aplicación Artsteps y no he podido resistirme a crear una exposición con las imágenes más destacadas de la cuarta movilidad de nuestro Proyecto Erasmus+ IT@school, la que tuvo lugar en nuestro Centro durante el pasado mes de mayo. Éste es el resultado:

martes, 15 de agosto de 2017

IT@school, evaluación final

A medida que avanza el mes de agosto nos vamos acercando inexorablemente al final de IT@school, el Proyecto Erasmus+ (KA219) al que he dedicado gran parte de mi tiempo durante los dos últimos cursos.

Una de las últimas tareas planteadas a l@s participantes ha sido la de contestar un sencillo formulario de evalución en el que se plantean unas preguntas muy concretas sobre el Proyecto en su globalidad.


Lo primero que debemos señalar es que el formulario de evaluación fue creado y compartido cuando ya había finalizado el periodo escolar en todos los países participantes y que, tal vez por eso, el número total de respuestas (51) no es tan significativo como nos hubiese gustado. Por otro lado,  y con el fin de simplificar las cosas, hemos creado un único formulario para el alumnado, las familias y el profesorado y tal vez no haya sido una buena idea ya que, como podremos analizar más adelante, este hecho trae como resultado que las respuestas a algunas de las preguntas pueden estar un tanto distorsionadas. Señalar, además, que, como ya viene siendo habitual a lo largo del Proyecto, la participació de Bélgica, España y Hungría en este tipo de tareas es mucho mayor que la de Holanda.


Comenzaba el formulario preguntando los motivos que les habían llevado a animarse a participar en el Proyecto. Entre las respuestas destacan: para conocer gente nueva (90 %), para viajar al extranjero (70 %), para mejorar en relación con el uso de las lenguas extranjeras (70 %). Curiosamente, sólo el 30 % ha participado en el Proyecto con el fin de mejorar su competencia digital.

A continuación se plantaban una serie de afirmaciones en relación con los resultados del Proyecto. En todas ellas se seguía la misma escala, desde muy de acuerdo (strongly agree) hasta muy en desacuerdo (strongly desagree) en función de la impresión personal de cada participante, en relacion con la afirmación planteada:

50 personas señalan su satisfacción por haber podido conocer a mucha gente interesante de distintos países.
Una familia española contesta que está bastante en desacuerdo con esta afirmación. Evidentemente, aunque han tenido a un alumno en sus casas, las familias no han tenido la oportunidad de viajar y convivir al mismo nivel que el alumnado y el profesorado participante.

46 personas se muestran satisfechas con todo lo que, a través del Proyecto han aprendido en relación con el uso seguro de la red y 41 manifiestan haber mejorado su competencia digital.


La mejora en la competencia lingüística en lengua extranjera (29 se muestran muy de acuerdo) y la mejora de la competencia social y cultural (34) son dos de los aspectos más valorados como resultados del Proyecto:


Hay otros aspectos que también se valoran positivamente, aunque el grado de satisfacción no es tan alto como en las afirmaciones anteriores. Así, por ejemplo, sólo 30 personas consideran que participar en este Proyecto mejorará sus perspectivas laborales o de estudios en el futuro. Señalar que, nuevamente en este caso, son dos familias las que se señalan completamente en contra de esta afirmación.


Por último, quisiera destacar la altísima valoración de unos aspectos que, en principio, podrían parecer no tan importantes en el Proyecto pero que han tenido un gran peso en el mismo: 49 personas destacan haber aprendido sobre otras realidades educativas y 44 señalan que, a raíz del Proyecto, sienten con más intensidad su pertenencia a una Europa común.


Conscientemente, he dejado para el final una de las respuestas que más me ha gustado, y es que 37 personas (alumnado, familias, profesorado), el 90 % de las personas que han respondido a la encuesta, señalan que la participación en el Proyecto ha hecho que mejorara su relación con el alumnado y el profesorado de su propio centro. Es, además, una de las pocas preguntas en las que nadie ha mostrado ningún tipo de desacuerdo, tan sólo 5 personas muestran su indiferencia al respecto (ni de acuerdo, ni en desacuerdo).

Así que no debemos dejar de señalar que un proyecto de estas características hace que la institución se abra a otras realidades educativas, que los participantes adquieran una mayor conciencia de su pertenencia a una Europa común, que las personas mejoren sus competencias (lingüistica, digital, cultural) pero, lo que no es menos importante, también hace que mejore el interés por el estudio y la convivencia de toda la comunidad educativa dentro de la propia institución.

Personalmente, y como coordinador del Proyecto, no podría estar más satisfecho con el resultado final del mismo.

domingo, 13 de agosto de 2017

Google Training for Teachers

Durante la tarde de ayer tuve la oportunidad de participar, junto con más de 800 docentes de todos el mundo, en tres eventos online organizados por SimpleK12.

Durante la primera sesión Jerry Swiatek habló de los beneficios de la utilización de Google en el aula e introdujo muchas de las herramientas que pone a disposición del profesorado. Como detalle interesante, y que desconocía, a través de su sesión descubrí que no es necesario crearte una cuenta específica de Google Classroom ya que es una de los servicios gratuitos que te ofrece Google cuando te creas tu cuenta (de hecho, ni siquiera es necesario ser docente para utilizarla). 10 things you can do with Google Classroom.

También fue interesante descubrir el uso que, como docente, puedes hacer del "historial de revisiones", disponible tanto en Google docs como en presentaciones (nos da acceso al trabajo que cada alumn@ ha realizado en el documento)

Durante su intervención, Tia Simmons nos habló exclusivamente de las presentaciones de Google (Google Slides). Además de crear y compartir una presentación en directo e invitarnos a colaborar en ella mostró distintas posibilidades de uso de las presentaciones durante las clases. Como novedades interesantes destacaría las Slides Q&A, que da la posibilidad de plantear preguntas al ponente sin interrumpir la presentación, y la posibilidad de utilizar un puntero láses, si realizas la presentación desde un ordenador (por ejemplo, en un webinar)

Por último, Jayme Linton utilizó esta presentación para mostrar cómo los formularios de Google pueden hacer más sencillo el trabajo del docente: ¿qué es un formulario de Google?, ¿cómo puedo crear uno?, ¿cómo lo puedo compartir?, ¿cómo acceso a las respuestas?


Los próximos encuentros online, centrados en el uso de Google Docs y Google Forms, tendrán lugar el próximo sábado (19 de agosto). Aquí os dejo el link, por si pudiera interesaros (la participación es completamente gratuita, sólo tienes que pinchar sobre Free Registration, introducir tus datos (nombre y correo electrónico) y reservar la fecha en tu calendario.

sábado, 12 de agosto de 2017

Instagram

Como señalaba en mi post anterior, el SPOOC Comunícate en digital me está sirviendo para reflexionar sobre algunos temas que me ocupan y me preocupan estos días.
Terminaba el mes de junio con un Viaje de Estudios al sur de Inglaterra. Junto con otros dos compañeros del centro acompañaba a 39 adolescentes, alumnos y alumnas de 2º ESO (12/13 años), y fue durante los viajes en tren -especialmente el que nos llevaba desde Worthing hasta Londres, con algo más de una hora de duración- cuando descubrí que muchos de ellos -la gran mayoría- estaban completamente enganchados a Instagram (lo cierto es que yo apenas conocía esta red social y fue una magnífica ocasión para poder aprender con los mejores especialistas: a etiquetar, insertar iconos, textos, datos en las historias, ...).

Mensaje que aparece en el perfil de varios de mis alumn@s
Y no es que me preocupe especialmente que estén mirando a la pantalla en lugar de ver la campiña inglesa, lo que me preocupa es lo que, durante el proceso, fui descubriendo: cuentas en abierto -sin ningún tipo de restricción en el acceso-, imágenes -en mi opinión- poco apropiadas para ser compartidas online, competiciones por alcanzar el mayor número de likes o de seguidores, miles de selfies -en muchos de los cuales aparecen menores y que, evidentemente, se publican directamente y sin contar con el permiso de difusión de las imágenes por parte de los responsables legales-, y eso que llaman foto-bullying (según parece, van recopilando las peores imágenes de una persona para compartirlas en la red "con todo cariño" el día de su cumpleaños).

Datos reales, a fecha de hoy, de la cuenta de una de las participantes en el viaje

Sí, todo eso está en la red y, en varios casos (4 de los 20 perfiles que tengo localizados), en abierto. Podría aportar imágenes pero he decidido no hacerlo, no creo que sea necesario. Lo que sí que es necesario -y urgente- es que alguien haga algo al respecto porque si los adultos seguimos mirando hacia otro lado, ¿quién va a ayudarles a gestionar su identidad digital, su reputación online? Ya no es una cuestión de que puedan tener dificultades para conseguir un trabajo en el futuro porque han publicado o han aparecido etiquetad@s en tal o cual imagen/vídeo (poco les importa eso a los 12/13 años), es una cuestión de ayudarles a crecer de forma sana, responsable y respetuosa, y con unos ciertos límites, especialmente en esa edad en la que tan difícil resulta encontrar tu sitio en el mundo y "hacerte mayor".


¿Son los padres conscientes de esta realidad?, ¿lo somos los docentes?, ¿podemos, entre todos, colaborar, desde la confianza, en crear unos hábitos de uso sanos y responsables en la red?

Cerrar los ojos a la realidad, mirar para otro lado, no nos/les ayudará.


No olvidar:
la edad mínima para tener una cuenta en Instagram es de 14 años.

viernes, 11 de agosto de 2017

No dejes de aprender, también en verano

Sí, es cierto, la web está llena de recursos y posibilidades para el aprendizaje y el desarrollo profesional pero mi experiencia me dice que todo resulta mucho más sencillo cuando los contenidos vienen empaquetados en formato de curso, es decir, cuando alguien se ha molestado en buscar y seleccionar la información más relevante sobre un tema para, posteriormente, organizarla y darle una coherencia y un formato adecuado y atractivo.

Aprovechando el parón formativo propio del verano me he lanzado a probar los SPOOC (Self Pace Open Online Course) del INTEF (Instituto de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado).
Desde hace ya algún tiempo, el INTEF ha sumado los MOOCs (Massive Online Open Courses) y nos NOOCs (Nano Open Online Courses) a su oferta formativa. Como su propio nombre indica, tanto los MOOC como los NOOC son experiencias formativas online abiertas (no exclusivas para docentes) basadas en el aprendizaje colaborativo que, en principio, se diferencian únicamente en su duración (los NOOC están enfocados al desarrollo de competencias digitales concretas y pueden completarse con una mínima dedicación horaria -a partir de 3 horas, en total-). En ambos existe un marco temporal estricto para finalizar el curso y conseguir tu insignia digital -no se certifican horas de formación- y un equipo de dinamización que se encarga de solucionar dudas y, sobre todo, de dar dinamismo a la acción formativa en el propio espacio del curso y en las redes sociales (cada curso tiene su propio grupo en Facebook y su propio hashtag en Twitter).

http://spooc.educalab.es/

Una vez que un mismo curso -ya sea MOOC o NOOC- ya ha sido propuesto varias veces y, desde el INTEF, aprecian que el interés por esa acción formativa ha decaído, pasa a incorporarse a los SPOOC que son, exactamente, los mismos cursos pero sin contar con el interés añadido que supone la existencia de un equipo de dinamización y un buen número de personas -la mayoría, docentes- que están participando activamente en la misma formación al mismo tiempo que tú lo estás haciendo. Son, pues, experiencias de autoaprendizaje ideales para este tiempo de verano y, por eso, me he lanzado a por el primero: Comunícate en Digital (#IDenRed)

http://spooc.educalab.es/courses/course-v1:SPOOC-INTEF+SPOOC03+2017_01/about

Se trata de un curso en el que se pretende dar pautas para gestionar adecuadamente la información que, cada día, volcamos en la red: qué contamos, en qué contexto lo contamos y qué información estamos dando -siendo conscientes de ello o no-.

Hasta el momento puedo decir que me ha servido para profundizar en los conceptos de identidad digital y de reputación online, me ha ayudado a mejorar mi seguridad -dándome ideas sobre como utilizar distintas contraseñas para cada una de las aplicaciones e incorporando la autenticación en dos pasos en mis redes sociales (gmail, facebook, instagram e, incluso, Whatsapp)-, me ha hecho consciente de la necesidad de apoyar y acompañar a las familias en el proceso de desarrollo de la competencia digital de sus hijos e hijas y me ha acercado a puntos de vista muy interesantes en relación con las redes sociales. Sin duda, muchos temas sobre los que reflexionar y sobre los que seguier aprendiendo y compartiendo.